LA ASTROLOGIA Y EL TIEMPO

El Presente es el puente interminable entre el pasado y el futuro donde debemos aprender a vivir en el aquí y ahora, en ves de perder el tiempo lamentándonos por los errores del pasado y pensando en lo que hubo de ser o pudo ser.

Sentirnos agradecidos por lo que tenemos y aceptar como somos para así liberarnos no solo de los caducos, patrones y costumbres , apego y expectación que nos viene del pasado, sino de nuestra manera de reaccionar frente a formas de pensamientos emocionales que ya nos ha limitado en el pasado y que no existen en el aquí y ahora.

Todo lo que hacemos es sagrado y debemos ser concientes de esto en cada momento para así reconocer el pasado y el futuro en el presente ,y arraigarnos fuertemente en el aquí y el ahora.

Estamos viviendo en el presente cuando nos damos cuenta de lo que estamos pensando y vemos como los pensamientos se convierten en realidad y así poder ver como nos convertimos en lo que pensamos.

El futuro tiene muchos poderes y grandes regalos para la humanidad toda , nuestra verdadera naturaleza es muy pacifica , es tan pura y limpia como un cristal.

Sin embargo estamos todos tan ocupados haciendo que se nos ha olvidado Cómo ser y esto solo suele superarse si reconocemos el pasado tal y como es.

Cuando dejamos de aferrarnos a un pensamiento, concepto, persona, lugar o cosa podremos ser humanos completos, este es el verdadero desafío de nuestro tiempo.

Todos sabemos que hemos tenido experiencias dolorosas en el pasado. Tragedias, heridas que han dejado cicatrices muy profundas, quistes energéticos que se han acumulado en nuestros tejidos y aunque ya no estamos en la misma situación que no causa sufrimiento, llevamos esa herida en nuestra mente, en la memoria celular de nuestro tejido conectivo y en nuestro campo energético.

Esta es la razón por la cual muchas veces tendemos percibir nuestra situación actual a través de la visión de aquel dolor.

La mente tiende a aferrarse a estas experiencias dolorosas y este tipo de acumulación aumenta a medida que van pasando los años porque nos identificamos con estos sentimientos del pasado y esto produce un endurecimiento alrededor de nuestros corazones.

En muchas ocasiones nos han enseñado a defender, a competir, a discutir pensando que somos mejores o peores que los demás, pero tengamos en cuenta algo muy valioso que olvidamos generalmente " El pecado capital de la humanidad es no vivir fiel a si misma, fiel a que es realmente."


[Volver]