Argentina 2011

Los astrólogos indican que Argentina seguirá "a los tumbos" en 2011

La astrología y el poder tienen una larga y estrecha relación. Charles De Gaulle fundó la Quinta República de Francia asesorado por su astrólogo. A Ronald Reagan, el suyo le marcaba la agenda para saber cuáles eran los mejores días para tomar decisiones clave. Verdad o superstición, la carta natal de la Argentina tiene una cíclica oposición gobierno-pueblo. ¿Cómo es su destino según los astrólogos? ¿Es posible cambiarlo? ¿Cuáles son sus pronósticos? La relación "kármica" entre Cristina Fernández y el país y la necesidad de una "Refundación" para darle una nueva fecha de nacimiento a la nación.

Por Gabriel Pandolfo

No y si. Carl Sagan, crítico; Lily Süllos y Horangel: la matriz energética del país es complicada, más allá de la ideología del Gobierno. Magnates, estadistas, intelectuales, dictadores, reyes y millones de personas en todo el mundo, no se privan de ella. Tal vez se rían en público de sus predicciones, pero es bastante frecuente que cuenten con asesores en la materia (ver recuadro). La astrología se basa en un conjunto de creencias de compleja estructura y lenguaje simbólico, que mediante la posición y movimientos de los astros, que ejercerían influencias sobre la vida de personas, países y negocios, entre tantas otras cosas, dice poder pronosticar sucesos futuros.

Casi como un juego o una especulación más como tantas otras -la Argentina
crecerá al 8% anual, dicen los economistas-, y evitando las "coordenadas" que a los legos en la materia no nos agrega nada -Cáncer en el medio cielo, Luna en casa 4, etcétera-, veamos qué tienen para decir los astrólogos sobre el destino del país y de la presidenta, de su porvenir, de la realidad futura, eso que hoy no es más que un depósito de posibilidades.

Horangel, el más destacado astrólogo argentino que asesoró a empresarios, altos ejecutivos y presidentes -incluida Cristina Fernández de Kirchner- y extranjeros -predijo el asesinato de J.F. Kennedy, lo que le trajo no pocos
problemas-, señaló dos años atrás, durante el conflicto con el "campo", que
"hasta 2030, la Argentina no va a alcanzar su punto ideal. No es que le vaya
a ir mal, pero avanzará a los tumbos, lentamente y dependerá de los gobernantes que nos toquen". Sobre la carta astral de la Presidenta, dijo que es notablemente buena y que cuenta con todas las condiciones que necesita.

Gobierno vs. Pueblo. Laura Chirón señala que en la "matriz energética" del país, "el Sol en Cáncer y la Luna en Libra, gobierno y pueblo, están en oposición desde su nacimiento en San Miguel de Tucumán, el 9 de Julio de
1816 a las 12 horas, cuatro minutos. Por ser Cáncer es pasiva, regida por la
Luna y como ella cambiante y aferrada al pasado. Esto marca la falsa admiración convertida luego en decepción, que existe entre sus mandatarios y
el pueblo llano". Para Lily Süllos esta matriz "es muy fea, muy poco feliz. Esto no va a cambiar, sea la ideología que sea".

Valeria de Liechtenstein dice que "se ven grandes cambios estructurales", aunque es notoria "la fuerte oposición y mucha confusión, pero también mayor
organización y una nueva confrontación", aludiendo a la creación de un nuevo
partido político liderado por empresarios.

Según Claudia Azicri, "el ascendente Libra de la Argentina marca una eterna
polaridad. La enseñanza de este ascendente es trascender los enfrentamientos. Su destino está vinculado a ser proveedor de alimentos y una tierra maternal para personas de todo el mundo".

La relación de la Presidenta con el país, según  valeria de Liechtenstein, "es de mucho compromiso. Posee una gran fuerza regenerativa y continuará batallando con mucha convicción y energía".

valeria de Liechtenstein arriesga que "le espera un futuro de cambios, donde va a tener que negociar y encontrar equilibrio entre sindicatos y empresarios y ser lo más flexible que pueda, sin perder de vista a la gente". Pretz vaticina que "desde octubre de 2010 hasta octubre de 2011 percibirá presiones y obstáculos que sorteará en el segundo semestre del año próximo".

"Ella -dice Azicri-, a partir de mayo del 2011 tendrá el tránsito de Neptuno sobre su Sol, lo que le generará una etapa de dos años de cierta confusión en los objetivos, y a nivel personal una baja de vitalidad. Esta energía es positiva para la vida interior, lo social y para lo artístico, pero no para las responsabilidades prácticas". Considera que de ser reelecta, "su segundo mandato estará totalmente volcado a lo social", aunque ve una dificultad frente a tal trascendencia por ser precisamente presidenta: "Evita no tenía tantas responsabilidades".

¿La 2ª República? "La oposición Luna-Sol -dice  valeria de Liechtenstein- indica un permanente disconformismo del pueblo con el gobierno. Cada uno tira para su lado, por lo que siempre se está en tensión", a lo que Süllos afirma secamente sólo un "sí, por desgracia". Para Azicri "esta oposición puede mejorar si uno se para en el medio: que los gobernantes dejen de asumir un rol paternal o maternal y que el pueblo se vuelva más seguro de sí mismo".

En el futuro inmediato habrá "grandes cambios estructurales en el Gobierno y el país", dice  valeria de Liechtenstein. Para Azicri "habrá un gran apoyo de aliados internacionales y llegarán muchas inversiones, pero los conflictos con la prensa seguirán durante 2011", con un final abierto: "una maduración o un período de pruebas difíciles y restricciones."

En el futuro cercano de la presidenta, según valeria de Liechtenstein, habrá un momento de decisión: "si quiere continuar o no". Azicri observa también que "personas de su entorno se alejarán o ella las alejará, y se abocará a construir una fuerza política con base en agrupaciones sociales y sindicales. Por otra parte, hasta fines del 2011 vivirá su proceso de duelo".

Pretz señala, además, que "desde febrero de 2011 hasta octubre 2012, se deberán ajustar de forma radical las pautas de comercialización, intercambio, intermediación, producción y distribución de recursos".

¿Sería posible refundar la Argentina, y por ende cambiar su fecha de nacimiento? Lily Süllos opina que "Alfonsín quiso hacerlo y no pudo. En Estados Unidos fueron más de 20 astrólogos los que estuvieron trabajando mucho tiempo para encontrar un día de nacimiento y así les va mejor que a nosotros. Pero la refundación tiene que venir sola, como en Hungría cuando se fueron los rusos. El cambio vendrá si está en el destino del país". Para Chiron, si fuera posible una refundación, "el Sol de la Nación debería estar en un signo de tierra y no de agua como ahora". Azicri lo ve difícil, tanto como  valeria de Liechtenstein, quien opina que "la fecha de nacimiento es dada por karma, ya que por algo se gestó así." De todos modos opina que "de acá a 25 años vienen nuevos progresos para el país en toda su dimensión".

Pero la influencia de los astros no ha sido comprobada científicamente. Carl Sagan, el famoso astrónomo y divulgador científico, decía que el partero de su nacimiento tuvo más influencia gravitatoria sobre él que cualquier planeta.

Para el final, Lily Süllos deja un interrogante que podremos debelar en poco
tiempo: "Vamos a tener un día que ya les preocupa a muchos, que es el 3 de
abril, cuando se producirá una alineación de planetas. Puede suceder cualquier cosa. Es un tema muy delicado."

Nota del diario perfil sobre Argentina del periodista Gabriel Pandolfo (27 de diciembre 2011)


[Volver]